Two Crows by Old Time Relijun on Grooveshark La Ópera Flotante

La Ópera Flotante

-Lo cómico siempre es literal - G.D.
Recent Tweets @
Posts I Like
Who I Follow

Earth rais´d up her head

From the darkness dread & drear.

Her light fled

Stony dread.

And her locks cover´d with grey despair.

William Blake

Amazing Avant- Metal!!!

c-adaverine:

Ivan the Terrible and His Son Ivan on November 16, 1581

Ilya Repin

This painting depicts the historical 16th century story of Ivan the Terrible mortally wounding his son in Ivan in a fit of rage. By far the most psychologically intense of Repin’s paintings, the Emperor’s face is fraught with terror, as his son lay quietly dying in his arms, blood dripping down the side of his face.

(via annunakis0000)

semioticapocalypse:

Martin Vlach

semioticapocalypse:

Skeleton praying, tab XXXVI, Osteographia, 1733, and Skeleton bound, tab. X, The Anatomy of the Human Body, 1740

semioticapocalypse:

Japanese Merchant, 1901

penamerican:

We knew Putin was a robot! Thanks for confirming our suspicions, Weekly World News!

Do you want to photoshop Putin to the cover of a book, magazine, or movie? Join our #PutinsLibrary photo contest! We are accepting submissions until February 20th.

http://www.pen.org/blog/putinslibrary-photo-mash-contest

in-starlitnights:

"The Man Who Lies" (1968) - Alain Robbe-Grillet

in-starlitnights:

"The Man Who Lies" (1968) - Alain Robbe-Grillet

Lo primero y lo más difícil de admitir a la hora de sostener una tesis de esta naturaleza, es que el autor básicamente escribe en un registro completamente literario; desde las primeras páginas de Diferencia y Repetición Gilles Deleuze insiste en que “un libro de filosofía debe ser, por un lado, una especie muy particular de novela policial, y por otro, una suerte de ciencia ficción”. Esta relación con la literatura, sin embargo, no es arbitraria, y tampoco supone un tratamiento exclusivamente estético, al contrario, reconoce en el libro la materia prima que siempre ha sido la condición de la experiencia para el pensamiento, es decir, el lenguaje. Borges cuenta que en Tlön  “Los metafísicos (…) no buscan la verdad ni siquiera la verosimilitud: buscan el asombro. Juzgan que la metafísica es una rama de la literatura fantástica”.Quizá sea justo decir que la filosofía de Deleuze es la materialización de esa curiosa y divertida metafísica de Tlön que Borges apenas atisbó.

Tales of Mere Existence: Fucked up Tree

image

Había escrito cosas incoherentes la noche anterior. Pensaba en Newton más que en nuestro Señor Jesús (que murió en la cruz por nuestros pecados y que ahora está sentado a la derecha del Padre, y de nuevo vendrá con gloria a juzgar a vivos y muertos y a muertos vivientes). Newton, me decía, tú también naces cada 25 de diciembre desde 1643. Newton ¿es verdad que ya pensabas con geometrías no-euclidianas desde que sentías en tus sueños de infancia que la gravedad de la tierra no podía ser más metáfora sino una cuestión literal por derecho? Como decía al principio, no me encontraba en circunstancias favorables para decir que la verdad siempre ha sido incómoda. Que nunca entenderé la topología de Grothendieck, por ejemplo. ¿Debe entonces preocuparme la formalización de los espacios? De ninguna manera. Así que dije ¡al diablo!  Yo no soy bueno en muchas cosas, pero creo que soy el mejor admitiendo mi ineptitud y mi falta de competitividad. Dicho esto me tomé el día libre y varias pintas en un pub cercano a mi callejón. La variedad de la gente y la música crearon en mí una sensación un poco ambigua. Por un lado me sentía con ánimos de apreciar a la naturaleza humana en toda su expresión, por otro, no puedo describir el asco que experimenté cuando unos tipos a mi lado hablaban de Laura Bozzo. A esa sensación se sumó el malestar que me genera escuchar música pop. Afortunadamente traía mi reproductor de mp3 y mis audífonos, de los que hice uso cuando ya no cabía duda de que el ambiente podía hacerme vomitar. Escuchaba la discografía completa de Django Reinhardt. Una voz a mi lado me decía, mientras ocupaba un lugar en mi mesa, que yo era el tipo más prejuicioso del mundo. Sin voltear a ver a la persona que me dirigía la palabra, dije que en efecto, podía admitir eso, a condición de que se observe también que mis prejuicios son mios, para nada heredados ni injertados por algún sistema metafísico. Mis prejuicios son sui generis, y por eso me siento con derecho de defenderlos: mi odio hacia la clase burguesa ( y hacia los chinos), pero por otro lado mi sensata distancia con la clase trabajadora a la que admiro, y que por esa misma admiración me cuido de ser abanderado de causas ajenas…No creo que se pueda hablar por los demás, le dije. Entonces me di cuenta, cuando terminé de decir esto, de que nadie se había sentado en mi mesa. Los tipos que hablaban de Laura Bozzo me miraron horrorizados. Ahora ellos tenían asco de mí. No creo haber bebido tanto, pero aquel día, me la pasé de lo lindo.

¿A santo de qué iba el novelista a creerse obligado a explicar el comportamiento de sus personajes, y darles razones, cuando la vida por su cuenta nunca explica nada y deja en sus criaturas tantas zonas oscuras, indiscernibles, indeterminadas, que significan un reto para cualquier intento de esclarecimiento? La vida es lo que justifica, no necesita ser justificada. La novela inglesa, y más aún la novela francesa, sienten la necesidad de racionalizar, aunque sea en las últimas páginas, y la psicología constituye sin duda la última forma del racionalismo: el lector occidental espera la explicación final.
 El psicoanálisis ha proporcionado al respecto nuevas alas a las pretensiones de la razón.

Fragmento de “Bartleby o la fórmula” en Crítica y Clínica

a-pattern-a-day:

Books, books books!

Partieron con las primeras horas de la mañana, cuando la campana de la iglesia dobló siete veces su eco a lo largo de la pradera y, perecederas las tres mentes sin cuerpo, anduvieron buscando cabizbajas, entre conchas y caparazones, algún rincón para vivir ahora que ya no había en el altar de la santísima trinidad lugar para otros tres encimosos entes incorpóreos.   



Condemn’d by Fate to way-ward Curse,
Of Friends unkind, and empty Purse;
Plagues worse than fill’d Pandora’s Box,
I took my leave of Albion’s Rocks:
     With heavy Heart, concerned that I
     Was forc’d my Native Soil to fly,
     And the Old World must bid good-buy
But Heav’n ordain’d it should be so,
And to repine is vain we know:
Freighted with Fools from Plymouth sound
To Mary-Land our Ship was bound,
Where we arrived in dreadful Pain,
Shock’d by the Terrours of the Main;
For full three Months, our wavering Boat,
Did thro’ the surley Ocean float,